PREKARATE TOMODACHI
La Asociación Internacional de Karate Do Tomodachi, INKATA, promueve la práctica del Karate Do desde los niveles infantiles y ha instituido desde hace más de  veinte años, un sistema de enseñanza denominado PRE KARATE que es básicamente una introducción al Karate dirigido a niños de cuatro  a seis años de edad, con elementos de psico motriz y con métodos de acuerdo a la edad y condiciones de los pequeños, nuestras primeras instructoras y fundadoras de esta modalidad fueron las hermanas Carmen y Vicky Tapia, posteriormente  Milagros, actualmente Alfredo Tapia es el coordinador responsable  y Marushka Romaní la profesora asistente.
Por lo tanto lo primero es promover en el niño la inquietud de lograr sus “objetivos” a través de Karate do y en esta forma se puede disciplinarlo, educarlo, corregirlo dentro de un marco formativo, haciéndole comprender la importancia de la cortesía, responsabilidad, puntualidad, etiqueta y normas de conducta basadas en el respeto a la persona y posteriormente con una práctica bien dirigida el niño comprenderá que los héroes de su imaginación carecen de valor y que los verdaderos atributos que hacen al hombre más valioso están dentro de uno mismo.
Para lograr una práctica eficaz es fundamental alcanzar la atención del niño para lo cual se aplicará una metodología encaminada a desarrollar la concentración gracias a las motivaciones que el sensei (instructor) aplique y así irá incrementando esa capacidad y atención mental asimilando las enseñanzas sin distraerse, teniendo en cuenta que el Karate Do es un arte marcial con una profunda filosofía y básicamente de esfuerzo físico, el sistema que se debe aplicar es de acuerdo a la edad y condiciones físicas del niño, combinando el aspecto formal con algunos juegos o gimnasia recreativa o de competición y tal como se avance se irá incrementando los aspectos técnico-formativos del Karate Do y disminuyendo los aspectos de recreación, el Karate Do es una filosofía que perfecciona al ser humano y mucho mejor cuando este se inicia desde pequeño, a nivel de Pre-Karate, porque optimiza, perfecciona y supera la capacidad motora, emocional y de concentración, racionaliza el manejo de los segmentos corporales, motivando el uso de los hemisferios cerebrales (Derecho e Izquierdo).
La permanente práctica de los Katas y de las Técnicas Básicas (Kihon) ejecutadas por ambos lados hace que el infante defina el movimiento direccional (arriba y abajo) e incremente mayor desarrollo motor, cerebral y flexibilidad. 
Inicio | Historia| Padrón | Prekarate| Artículos | Contactos